jueves, 14 de julio de 2011

Una Paloma con estrella





Un día de enero
una dulce paloma
miraba el cielo,
deseando una
estrella alcanzar.

De repente paso una
estrella fugaz,
fue corriendo tras ella,
la logró atrapar,
le dijo el más dulce
¡Te quiero!
¿Me concedes un deseo?

¡De ti me quiero acompañar!
La estrellita confundía,
no supo que contestar.

Quiero que seas mi guía
en este mundo terrenal,
prendada de su ternura,
la estrella no se pudo negar.

Cuenta la leyenda
que una paloma y una
estrella, de la mano van.

La estrellita quiso dar
brillo a la palomita,
pues brillo es lo que da
pero es al contrario,
la estrella sin paloma
no tiene brillo,
pues esta su vida ilumina
por toda la eternidad

2 comentarios:

  1. Hermosa leyenda, Eva. Una bella dedicatoria a la dulce Paloma.

    Un abrazo para vos y un beso a Paloma.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa dedicatoria, Eva.
    Besos para las dos.

    ResponderEliminar